Apple es acusada por el diseñador de sus chips de espiarle – Hipertextual

Gerard Williams, uno de los directivos del equipo de diseño de los SoC de Apple, afirma que la empresa espió sus mensajes internos. El trabajador, que ha sido el arquitecto jefe de los diseños de los chips AX en los iPhone, iPads y otros dispositivos, se encuentra también bajo la lupa de Apple, quien le acusa de romper el contrato firmado.

Williams abandonó Apple junto a otros trabajadores el pasado febrero para formar Nuvia, una startup de desarrollo de procesadores enfocados a servidores. Este proyecto conseguía hasta 53 millones de dólares en una ronda de financiación el pasado mes de noviembre.

Apple demandó a Williams el pasado mes de agosto, por incumplimiento contractual, tras haberse involucrado, según Blooomberg, en el desarrollo de actividades de negocio “que compiten o están directamente relacionados con el negocio o los productos de Apple”.

En respuesta a esta demanda, interpuesta ante el Tribunal Supremo de San José, California, Gerard Williams acusa a la empresa de invadir de una forma “inquietante” su privacidad, argumentando que Apple había estado monitorizando sus mensajes de texto. En uno de ellos, afirmó a uno de sus compañeros que Apple “no tendría otra opción que comprar” su nueva empresa.

El ex-directivo al frente del desarrollo de los chips de Apple ataca así uno de los pilares fundamentales de la compañía, que mantiene en la privacidad uno de sus grandes argumentos frente a otros gigantes tecnológicos.

En su demanda, Apple afirma que Williams presionó, a través de mensajes de texto, a otros trabajadores de la compañía para abandonarla. Asimismo, los de Cupertino afirman que Nuvia fue “planeada y desarrollada” mientras todavía trabajaba en Apple, usando el conocimiento durante casi una década al frente de los chips que potencian los iPhones y iPads para desarrollar tecnologías.

Tal y como apuntan en Bloomberg, si bien en Apple no se centran de forma pública en el desarrollo de chips para este tipo de sistemas, la empresa sí reconoció haber “considerado diseñar o personalizar” servidores y, por lo tanto ha “investigado y desarrollado tecnologías relacionadas” con estos para “optimizar el rendimiento de los servidores utilizados en sus propias operaciones y trabajo de desarrollo”.

Es el próximo 21 de enero cuando Williams está citado en los juzgados e intentará que esta demanda no sea admitida a trámite. Su defensa argumenta que se trata de un “esfuerzo desesperado para cerrar el trabajo legal de un antiguo empleado”.

Todavía no está claro cómo consiguió Apple acceder a los mensajes de texto de su empleado, si bien accedieron directamente a ellos o a las copias de seguridad de estos dispositivos.

No se trata de la primera vez que un equipo de ingenieros abandonan una empresa de diseño de semiconductores para formar otra. Ya fue en 1957 cuando los conocidos como “Niños de Fairchild” o “los ocho traidores” abadonaron Shockley para fundar Fairchild. Asimismo, algunos de los empleados de Fairchild dejaron posteriormente esta compañía para fundar Intel en 1968.

👇 Más en Hipertextual